-Historias Dark Hunter- Capitulo 8 Por Artemisa

martes, junio 07, 2011

No entiendo a que vino que ASh me dijese lo de "nos vemos en Nueva Orleans" ¿acaso sabía que tenia pensado ir?...a claro que lo sabía, don abracadabra lo sabe todo. Pero si cree que voy a estar alli por qué no me lo ordena, de sobra sabemos todos que hasta que el no ordene lo contrario, tenemos que estar en nuestra zona asignada.

Voy a ir dejando de comerme tanto la cabeza porque un dia de estos mis distracciones me van a costar todo lo que tengo de cuello para arriba, y tengo un pelo precioso para que acabe tirado por los suelos.

Continúo atandome los cordones de las botas que me llegan hasta el muslo, con untacón de aguja de vertigo y voy colocandome mis armas para salir a patrullar.
Hace dias que no se nada de las chicas, las veo de pasada en el foro y poco mas, solo he hablado con Talon hace un par de dias para recomendarnos nuevos sitios online donde comprar buen café. El celta si que sabe, además de estar buenisimo tiene un gusto excelente para elegir con que llenar su cuerpo de cafeina.
Pero como siempre me sucede cuando se me ocurre pensar en un hombre, me viene a la mente ese enorme y gotico atlante, la perfección hecha persona.
-Sí Artie, el es la perfección hecha persona y tú la idiotez personificada.

Mientras doy una vuelta con la moto y me distraigo con el bullicio de la ciudad en pleno sabado por la noche, me paro a tomar algo en el "Lagrimas de Sangre" la verdad es que no me apetecia verle la cara al camarero del otro día pero sinceramente ¡que lo jodan! a mi que mas me da a estas alturas lo que piense de mi ese tio. Aparco en la puerta y me acerco a la entrada para saludar a Jose, el gorila de la entrada, un chico de color de unos 30 años que parecía un armario empotrado.
-Hola Jose, ¿qué te cuentas?
-Hola preciosa, cuanto tiempo. Pues nada poca cosa, aquí ando echando a niñatos borrachos de la puerta para no variar.
-No se como los aguantas, yo les habria dado ya una buena paliza a alguno la verdad.
-Tranquila esta semana ya me he quitado la adrenalina con el último camarero que trabajó aquí, resulta que tenía la mano muy larga y robaba de la caja.
-Joder que ojo tengo para los tios.
-¿Cómo dices?
-No, nada cosas mias... pués si es asi, se lo merecía, voy dentro a tomar algo, cuida de mi niña.
-Tranquila, al que mire la moto, la saco los ojos.

Es buena gente este Jose y me ha dejado alucidana con lo del camarero, en que estaría yo pensando para acercarme a semejante sabandija y lo que mas me preocupaba es no haberlo sentido, al ser clarividente suelo percibir el aura de las personas, a no ser que me encuentre demasiado nerviosa o agitada, vale si, estaba rara esa noche.

Le pido una copa a Fani, la camarera habitual del Lagrimas y me la tomo tranquilamente en la barra, mientras los clientes bailan, se emborrachan y se rozan unos con otros... hay que reconocerselo, esta gente sabe divertirse.

Termino mi copa, estoy un rato charlando con Jose en la puerta y sigo en busca de algo de emoción, pero como era de esperar... nada de nada, mi gozo en pozo. Vuelvo a casa a estar sola delante del televisor hasta notar el ya conocido hormigueo por la nuca con la salida del sol.

Me preparo un café y me conecto al foro, genial, no hay nadie, me siento a ver si dan algo que merezca la pena, menuda pinta de guerrera inmortal tengo ahora mismo con los pantaloncitos blancos del pijama y una camiseta de tirantes gris tan desgastada que parece transparente, a esto sumalé las zapatillas de conejito y ahora mismo estoy segura, que Daimons no mato, pero asesores de imagen todo el que se me ponga delante lo dejo fulminado de un infarto.

Aburrida busco el telefono para llamar a alguna de las chicas cuando lo escucho sonar. Descuelgo con un bostezo entre cansado y aburrido cuando escucho al otro lado de la linea lo que estaba deseando oir.

-Mañana mismo vienes a Nueva Orleans, el infierno se está desatando y necesitamos gente.
-Yo también me alegro de hablar contigo Ash.. por cierto un "hola" o ¿qué tal como estas? no hubiese estado de mas en esa frase.
-No tengo mucho tiempo para hablar. Me espera un dia encantador, colgado al telefono todo el dia como una colegiala avisando a gente, mañana mando un elicoptero con alguien del consejo de escuderos, estate preparada en cuanto caiga el sol.

Y asi sin mas me ha colgado, sera... bueno la sonrisilla de la cara no me la quita nadie de pensar en lo mucho que odia los moviles y el dia que le espera llamando a Cazadores.

La emoción está servida, me marcho a Nueva Orleans.

Más Información En...

0 comentarios