-Historias Dark Hunter- Capitulo 23 Por DangerMel

martes, julio 05, 2011

WOw! Menuda primera noche en nueva Orleans. Había sido una situación increible para mi vida sexual. Zarek follaba de una manera que jamás se me olvidaría, era increible las sensaciones que me producian en el cuerpo, cuando sus manos lo recorrían, cuando su po...

-Mel, tu telefono...

¡Maldita sea! Justo cuando estaba teniendo mis pensaimentos obscenos tenía que sonar en mi Iphone la melodía que tenía puesta para mi alama gemela, Melo, la canción cantada por ella de Valenciaaaaaaaaaaaa come mierda con paciencia y verás que buena está!

-Y ese tono? ¿Esa no es la voz de melo?
-Correcto Zarek, es una canción que me canta mucho cuando se aburre- sonreí y me fui corriendo a por el telefono.

Hacia siglos que no conseguía contactar con ella y la verdad, es que no tenia ni idea de porque, pero ya iba siendo hora de mantener unas palabritas con esa zorrita mía a la que adoraba. Como a todas mis hunter, que a cada cual le tenía un cariño más y más especial.
¡Por los dioses, que moñas me estaba volviendo!

-PEDORRAAAAAAAAAAAA!- se oyó al otro lado de la linea
-MEEEEEEL!- chillé por el aparato- ¡Por los dioses! ¿Donde te habías metido? Estabas ilocalizable...
-Calla, calla! QUe estoy negra... Un maldito rubito jilipollas, el cual por cierto, se quedó sin su miembro casi viril, ¡ME aplastó mi Iphone!- esto ultimo lo chilló- Y hasta hoy no he podido conseguir otro, a parte la diosa perra, no se le ocurre otra cosa que lanzar mi querido dinero encima de mi MAC!, así que ya vés, por una cosa o por otra he estado destecno...destecnologizi...¡Joder! Que no tenía con que comunicarme vamos...
-Hay Melo, estas como una **** cabra que tira para el monte- reí- ¿Donde estás ahora?
-Pues llegando a nueva Orleans, quieres que nos veamos, ¿o estas ocupada?- dijo con un tono picarón.
-Pues...pues...-¿porque me ponía nerviosa?
-Vale lo he captado, estás ocupada- rio- bueno mañana nos vemos que yo...también tengo entretenimiento hasta mañana por la noche.
-Guarrona- susurré con una sonrisa.- Pasatelo bien!
-Lo mismo digo, aunque seguro que ya lo has hecho! BESITOS.
-Adiós.

Corté la llamada con una sonrisa en mi rostro. Mel estaba loca, pero la quería como a una hermana y estaba deseando reecontrarme con ella y estar todas juntas, aunque fuese un ratito, porque claro, si no nuestros poderes se irían a la mierda. Para varíar...

Me giré en dirección a Zarek que me miraba de nuevo pícaramente. Este hombre era un no parar...¡Y YO ENCANTADA!

***

Llevavamos solo 3 horas durmiendo, cuando una alarma que nos indicó que ya había anochecido, sonó.

-¡Maldita sea! ME quedaría aquí de por vida- dije malhumorada.
-Siento no poder satisfacer tu deseos, pero ya bastante estamos arriesgando monada.
-Es cierto Z, pero me pone el riesgo...
-Mel...no emepieces que no respondo y tenemos trabajo que hacer...

ME acerqué a el lentamente, jugetona, hasta alcanzar sus labios y enzarzar nuestras lenguas en una batalla en la quen o habría ningún ganador. Su sabor traspasaba todas mis celulas, quedando memorizado en mi cerebro. Era exquisito.

-Venga Mel, basta- sonrió contra mi boca.

Como si de un espía se tratase, de nuevo el telefono sonó, interrumpiendo mi manera de tontear con Zarek para tener otra ronda de lo que había hecho la noche anterior.

Esta vez era Ash...¡MOVIDA!

-Dime Jefe..-murmuré con la voz lo más natural posible.
-Dangermel estás con Zarek cerca?- ¡ZAS EN TODA LA BOCA!
-Esto, si ¿por qué?- mejor decir la verdad... aunque a medias- El me ha ofrecido alojamiento ya que mi cabeza loca se olvidó de alquilar una casa- reí para quitarle hierro al asunto. ADemás tampoco estaba mintiendo.

Hubo un silencio.

-Quiero veros en 10 minutos en el Santuario. Hay cosas que hacer...-y colgó.
-¿Que ha pasado que te has quedado más blanca que la pared del fondo?
-Ash quiere vernos en diez minutos en el santuario- murmuré bastante ida.
-Pues vamos ¿no?- murmuró Zarek sin ningún tipo de preocupación.

Me vestí rapidamente, con mi corpiño negro escotado de cuero, mis pantalones negros de cuero y los taconez de aguja de 12 centimetros. ¡Estaba rompedora! y lo pude comprobar por la mirada, y el cachetazo que Zarek le dio a mi culo cuando pasé cerca de el.

Al llegar al santuario, este estaba lleno de hunters de nuevo, pero una voz en especial me llamó la atención.

-TITIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII- gritó Melo a mis espaldas lanzandose con carrerilla hacia a mí y tirandome a su paso contra el suelo.
-¡Dioses Melo! Tu efusividad esta acortando mi inmortalidad!- reí.

Las dos nos levantamos entre risas dandonos un increible abrazo, al cual se unieron Artie, Kaede, Lau y Fletcher.

-Bueno va chicas, que me ahogais- murmuré. No era muy dada a emociones y quería seguir manteniendo mi apariencia de chica dura.

-¿Que tal tu cegera?- preguntó Melo aguantando la risa.
-¡OH NO! ¿tu también?- la **** toalla era mi cruz. ¿algun día lo olvidarían?
-Es que es muy gracioso, eh o no Zarek?- murmuró guiñándole un ojo a este que intentaba mantener la compostura de chico duro.
-LA verdad que si princesa, tubo su gracia- dijo para mí- además, que el oir que estoy bueno, siempre me anima el día- dijo socarrón.
-Mamones!- gruñí y me fui de alli hacia la barra.

Justo allí estaba Ash, ¡genial! y ahora que.

-Danger, tengo que hablar contigo- dijo seriamente y me indicó que lo siguiera hacia una de las multiples salas que había en el santuario...

Más Información En...

0 comentarios