-Historias Dark Hunter- Capitulo 67 por laucrep

viernes, agosto 12, 2011

Miró a su alrededor y vio como un bolt-hole se abría en mitad del Santuario, no se lo podía creer, ponerse a luchar dentro de un santuario, ni ahí los dejaban tranquilos, querían pillarlos desprevenidos.

Le dio un fugaz beso a Etienne, delante de la cara Giselle, y se dirigió a luchar, no permitirá que muriera ningún humano inocente a manos de esos asquerosos.
Todos se pusieron manos a la obra, Katagarios, Arcadios, Cazadores, en estos momentos todos tenían un mismo objetivo: Matar a los Daimons.

Los Daimons comenzaron a salir como moscas, sus objetivos eran los Katagarios, los Arcadios y los humanos, nada más salir ya estaban matando a dos humanos.

Lau se abalanzó a por un Daimon que acorralaba a una pobre chica. Le clavo el puñal por la espalda haciendo que se diera la vuelta, cuando se giro la cogió por el pelo, cosa que aprovecho Lau para darle un cabezazo, lo dejo aturdido y le clavo el puñal justo para hacer que desapareciera.

Vio como Talon tenía a tres Daimons encima suya, fue corriendo a ayudarlo y en ese momento se dio cuenta de que estaba muy mal herido y de que ambos estaban perdiendo poderes, con ayuda de uno de los osos mataron a los Daimons que había alrededor de Talon.
Después de un rato luchando los Daimons se habían esfumado, no sin antes llevarse por delante a unos cuantos humanos y dejar malherido a algún que otro Katagario y a Talon. Llevaron a los heridos con Carson.

- Joder pero en que **** pensaban, era un plan suicida- Comentaba Dev con Etienne.

- Querían debilitarnos, o es eso o no tengo ni idea de lo que planean.- Dijo Etienne
a su hermano.

Lau se acerco hacia Etienne y Dev, quería asegurarse de que estaban bien.

- ¿Está todo bien por aquí? ¿Algún oso herido?

- No , algún rasguño que otro pero creo que bien.- dijo Dev.

Cuando Dev se fue a ayudar a sus hermanos Etienne la miró y cogió la cara de Lau entre sus manos, de pronto Lau vio como se inclinaba hacia sus labios.

- Estás loco- Le susurro en la boca, antes de que le diera un beso delante de las miradas de escrutinio de parte del bar.

- Bah¡¡ Luego te demostrare lo loco que estoy pero porque me muero de ganas de tenerte en la cama conmigo- dijo sonriéndole.

- Mmmm me gusta. Entonces luego nos vemos, voy a esperarte en la cama- Le dijo guiñándole un ojo.

Se dirigió hacia el apartamento de Etienne, le esperaría allí, mientras él ayudaba a su familia a deshacer el entuerto que habían hecho los Daimons.
Caminaba por las calles de Nueva Orleans, cuando a lo lejos divisó a Melo, se alegró mucho ya que hacia días que no sabía nada de ella, fue corriendo hacia donde se encontraba.

- Melo no sabes lo que ha pasado en el santuario… Se ha abierto un bolt-hole y han empezado a salir Daimons… Ha habido varios humanos que han muerto y Talon está herido.
Algo iba mal con Melo, no era ella, la miraba con un brillo extraño en los ojos.

- Melo… ¿Estás bien?-la miro con ojos entornados

- Te dije que volveríamos a vernos, Lau-apretó firmemente sus muñecas contra la pared y comenzó a chupar su yugular, aun con el cuerpo de Melo

- ¡Desiderius!-gritó Lau- ¡oh, joder! ¡Suéltame!

- De eso nada, cazadora… Esto acaba de empezar.

No se podía creer que otra vez estuviera a manos de ese desgraciado y encima con el cuerpo de una de sus amigas. De pronto comenzó a estimular su centro, pero todo se volvió negro y desapareció de donde estaba, se encontró en otra calle con su madre al lado, la había salvado de las garras de ese desgraciado.

- Me..me.. has salvado, ¿por qué?- Dijo con voz incrédula y jadeante por lo que acababa de suceder.

- No iba a permitir que te volvieran a hacer lo mismo que aquel día.

- Pero si ya lo permitiste una vez, qué más da.- Dijo con desprecio

- No, aquel día no pude ayudarte, ahora es diferente. No me repliques más niña, he venido a ayudarte. Esto te lo quería dar en otro momento, pero veo que ahora mismo te hará más falta.

- ¿De qué hablas?
La cogió por los dos brazos, Lau sentía una pequeña descarga que fluía por su cuerpo.

- ¿Qué ****¡¡¡?

- Ahora puedes lanzar descargas astrales.- Dijo con una sonrisa.

- Pero si eso solo pueden hacerlo los dioses y los semidioses.

- ¿Y tú que te crees que eres, habiendo nacido de mi? Ahora ves y mata a esa cosa.
Lau se quedó asimilando las noticias, todo tenía sentido ya que era nacida de la unión de una diosa y un mortal, eso le convertía en semidiosa, pero nunca había tenido nada especial. Bueno ya pensaría en eso más tarde, ahora tenía que ayudar a Melo.

- No puedo herirla, no sabes quién es ¿no? No es una simple cazadora, es la hija de Minos con lo cual nieta de tu marido y la verdad que no tengo ganas de que me odie un poco más. La sombra ha invadido su cuerpo, si le lanzo una descarga podría matarla y yo recibiría lo mismo.

- Esa cosa va a por ti, es ella o tú. Si es nieta de Zeus sobrevivirá, no te preocupes. No quiero volver a perderte, ya perdí demasiado la noche que te mataron.

- ¿Qué quieres decir con eso?

En ese momento Hera desapareció. Con un poco de suerte Desiderius- Melo no la encontraría, y no tendría que hacerle daño a su amiga.
Pero claro había dicho con un poco de suerte y en ese momento la suerte no estaba de parte de Lau.

Melo estaba detrás de ella, cuando se quiso dar cuenta la retuvo contra la pared con la telequinesis. Estaba empezando a estar harta de la dichosa telequinesis y de que la mangonearan a su antojo.

- Admite que no tienes nada que hacer, los poderes de Melo te superan.- dijo Desiderio acercándose a ella.

- No voy a permitir que me toques cerdo asqueroso, te voy a matar como sea, ¡me oyes!- dijo gritando mientras se pegaba a su cuerpo.
No podía consentir que la volviera a tocar, no quería aguantar otra humillación como esa. Empezó a tocarle otra vez los pechos y se acerco con su boca hacia el cuello.

- Me gustaría saber qué pasa si Melo bebe tú sangre y tu bebes la suya, ya que ella bebe la de Kyrian,¿probamos? jajajajaja.- cuando dijo eso cogió un puñal y le hizo un corte en un pecho.

Lau grito de rabia y de dolor. En ese momento lo vio claro tenía que sacarlo de Melo como fuera, iba causar mucho dolor a Melo y a los de su alrededor si Desiderius seguía en su interior.

- Melo si me oyes, perdóname- Gritó Lau al oído de Melo.

Lanzo una descarga astral al cuerpo de Melo, este salió despedido no sin antes hacer que Desiderius saliera al exterior. El cuerpo de Lau también noto la descarga, convulsionaba y una gran corriente pasaba por todos sus órganos, la dejo sin respiración durante unos segundos. Desde el suelo actuó con la mayor rapidez posible mandando otra descarga a la sombra de Desiderio, este comenzaba a desvanecerse y con las últimas fuerzas que le quedaron volvió a mandarle otra, hasta que creyó no verlo por ningún lado, ya que todo comenzaba a estar borroso. Vio el cuerpo inerte de Melo en el suelo, sangraba por la nariz y tenía toda la ropa chamuscada. Se le cayeron las lagrimas por el dolor que estaba sintiendo, no podía apenas respirar.

- ¡Aqueron!- Grito con las fuerzas que le quedaban, si el venia estarían salvadas, si Zeus encontraba antes a Melo en ese estado Lau se daba por muerta, una vez más, aunque esta vez para siempre. Reza por qué Zeus no lo esté viendo- dijo algo dentro de su cabeza.

Más Información En...

0 comentarios