Parte del discurso de la Tavali Santa Hestia.

miércoles, febrero 18, 2015

Como se dice en el Vazirala: el mal crece mientras el bien no mira, y echa raíces en el jardín desatendido.

Hoy, se acabó ser una espectadora. No apartaré la mirada cuando haya injusticias. No le voy a decir a mis hijos que bajen la mirada ante un abusón.

Les voy a enseñar cómo.

Porque soy una Tavali.


Cuando mi marido e hijo, y toda la Nebulous Tide estaban corriendo por su vida, se atrevieron a refugiarse bajo la bandera de tregua en la nación Septurnum.

Su líder, en clara violación de nuestras reglas y nuestro código, los masacró y saqueó su mercancía, y después se atrevió a alardear de ello intentando intimidarnos.

Ese fue su error.

Porque soy una Tavali. Y hoy me recordaron mi lugar sagrado en el divino orden de este sagrado cosmos. Me recordaron lo que significa Tavali.

La ciudadanía es un honor que viene con una obligación.

No pude salvar a los míos, pero me aseguraré de que ningún otro Tavali tema la traición.

Al igual que La Liga se unió para acabar con Justicale Cruel, voy a ir a por ti, Lord Septurum. Y mientras puede que no temas La Liga, deberías temerme a mí. Porque la naturaleza ha confirmado al universo que la mujer siempre es más letal en cuanto a proteger a su especie y su familia se refiere. Y estás a punto de saber por qué en Lorina es el hombre el que se queda en casa a proteger la manada, y por qué envían a la mujer a cazar y matar, y a traer a casa el devastado cadáver de sus enemigos para que su familia se de un festín con ellos.

Yo, Hestia Waring-Dane, voy a por ti. No hay ningún agujero en el infierno Kere donde puedas esconderte de mi ira.

Y después de que te encuentre y consiga mi venganza, me dejaré llevar todas las noches durante el resto de mi vida por un dichoso y pacífico sueño en el que retumbarán tus agudos y satisfactorios gritos suplicándome clemencia mientras te mato lenta y dolorosamente.


Más Información En...

1 comentarios