Primer capitulo de "Dragonbane" en Español

martes, abril 07, 2015

Santuario.

Nueva Orleans 2015

"Sabes, realmente, alguien debería simplemente dejar una cerca de alambre de espino alrededor de todo este lugar y declararlo un manicomio.

Max resopló ante ingenio agudo de Dev Peltier mientras ponía el soporte de plástico de los vasos limpios sobre la estera para Aimee Kattalakis para alejarse. Con el pelo rubio de unos tonos más claros que Max, Dev era uno de los pocos hombres en el Santuario que también era más musculoso.

Haciendo una pausa tras el mostrador junto a Dev, Aimee cubrió con un brazo largo agraciado alrededor de la cintura de su hermano y arrugó la nariz en él. "El término correcto es centro de salud mental. Consigue con él tiempo, vieja cueva-oso arrastrando de nudillos."

Max se rió del humor rápido de la Werebear femenina. Una cosa acerca de la dueña espinosa del bar, Aimee siempre mantuvo a sus hermanos y los empleados en sus dedos. Ella se apartó para recoger dos vasos de la caja y los puso en él estate debajo de la barra mientras cantaba junto a la máquina de discos cancines de metal. Para un oso, que tenía la voz de un ángel. Esa rubia sarcástica ( cínica), de piernas largas había sido uno de los miembros favoritos de Max del clan de oso Peltier desde el día en que había buscado refugio en el famoso Santuario su familia lo tenía fundado en el corazón de Nueva Orleans hace más de un siglo.


Herido y apenas con vida después de un encuentro desagradable con un antiguo enemigo, Max se había derrumbado en el tercer piso de este mismo edificio a los pies de Aimee.

Cuando se había despertado una semana más tarde, estaba sentada en el suelo de su ático junto a él, acariciando las escamas de la cabeza, completamente sin miedo de su forma de dragón y tarareando una canción de cuna francesa suave. Ella, sola, lo había cuidado trayéndolo de vuelta a la salud y se aseguró de que él sobreviviera.

La verdadera profundidad de su bondad y compasión por los demás nunca dejaba de sorprenderme. No había un cambiaformas en este edificio o colindante que quien no quiso su vida para salvar la de ella. Pero ninguno más que el hijo de puta de pelo oscuro suertudo que la llamaba suya. Fang Kattalakis se acercó a la parte delantera de la barra y se reunió con Max pasó la mirada alrededor tomo una de las cervezas de cuello largo “Unicas” especialmente elaboradas y reservadas a sus metabolismos cambiaformas para hacerles saber que había bloqueado la puerta principal y que ahora el santuario se cerró a los humanos durante unas pocas horas dándole un respiro a los Were-Hunter. Él inclinó la cerveza fortificada a Max. "Muchos idiotas en el local, hermano. Muy pocos dragones que escupen fuego”.

Dev se echó a reír.

Max arqueó una ceja ante la extraña observación, la curiosidad por saber a qué se refería. "¿Perdón?"

Fang lanzo un largo suspiro mientras miraba a su compañera. "Cómo de unidos son a Cody? ¿Puedo ofrecerlo en sacrificio a Max? Por Fav? “miro a Max. “Yo sé que no es una mujer o una virgen, pero exactamente cómo ¿de quisquillosos son los dragones sobre esas cosas? "

Como no quería ir allí por varias razones personales, Max se trasladó al desglose y limpiar los dispensadores de refrescos mientras Dev preparaba los grifos de cerveza.

"Depende del dragón."

Aimee chasqueó la lengua a ellos. "Por favor, no matar y comer a mi hermano pequeño. Y no quiero escuchar sobre la perra indigestión que le daría, y yo dudo que Carson tiene suficientes Rolaids para curar la quemadura”.

"Maldita sea." Fang suspiró de nuevo. Luego alzó la vista con esperanza. "Oye, si yo soplo accidentalmente pimienta en la cara, Max, y que pasó a estornudar, ¿Cuáles son las probabilidades de que le arrojes fuego sobre él?”

Corriendo agua carbonatada en un recipiente metálico, Max negó con la cabeza a el lobo.

"No funciona de esa manera."

"Entonces, ¿de qué sirve tener un dragón que escupe fuego en la mano?"

"Siempre esta Simi", dijo Dev. "Con suficiente salsa barbacoa, ella come cualquier cosa. Incluso los osos desagradables”.

"Todos ustedes son tan malos." Frunce el ceño, Aimee puso su mano al distendido estómago y aspirando su aliento bruscamente.

Fang inmediatamente se tele transportó a la parte trasera del mostrador para apoyarla.

"¿Estás bien?" Recostada contra él, ella le sonrió a su marido. "Tus hijos están retozando como cachorros en un picnic-honey ".

Una sonrisa de orgullo extendió por su cara. "Las pequeñas lobas son nocturnas… Al igual que su padre ".

Ella resopló ante eso. "Lo juro, si tengo cachorros, te estoy convirtiendo en una lobo-alfombra para el piso ".

Fang rió, luego la besó en la mejilla. "¿Por qué no te vas arriba y descansas? Voy a terminar el cierre y preparando de la barra ".

Aimee vaciló.

"No os preocupéis. Ni siquiera voy a intentar el papeleo. Después del nudoso lio que hice la última vez, he aprendido mi lección de mantener mis patas. "Fang hizo señas a la alta, rubia Amazona que estaba barriendo el suelo para unirse a ellos. Una ex Dark-Hunter, Samia era compañera de Dev su mitas, mucho más atractiva mitad.

A pesar de la diosa griega Samia una vez había sido esclavizada, a Max le gustaba mucho, sobre todo porque ella no hablaba mucho. Y ella nunca le hacía preguntas sobre su pasado- algo vigilado él apreciaba aún más.

Como Aimee, Sam era compasiva y amable cuando se trataba de los demás, a si fueran personas, animales o una mezcla de los dos. Tan pronto como el embarazo de Aimee se había hecho público, Sam y Dev se habían trasladado de nuevo al viejo cuarto de Dev Peltier a laCasa de al lado para calmar los temores de Dev como estaba preocupado como una anciana por la salud y el bienestar de su única hermana. No es que Aimee necesitaba. Con once hermanos de sangre y aún más la familia política y amigos cercanos, ella tenía más de la participación de hombres que quieren ayudar a levantar cualquier objeto en el lugar, y cortarse cualquier parte del cuerpo fuera de su esposo para arriesgar su vida con un híbrido complicado embarazo.

"Sam?" Fang preguntó mientras se detuvo la Amazona en el mostrador. "Quieres por favor meter a Aimee a la cama por mí y asegurarse de que está metida ? "

"Claro Con Gusto. Espera. "Sam le tomó la mano enguantada a Aimee. "Vamos, Cariño. No quieres exigir demasiado a ti misma. Debes cuidar de aquellos Chow Chow que llevas”.

Aimee gimió ante su peor temor de lo que sus hijos híbridos oso-lobo podrían parecer. "Estás fuera de mi lista de Navidad, Sam. Alguien más? "

Dev levantó las manos y negó con la cabeza.

La osa fulminó con la mirada, luego se volvió hacia su marido y al hermano idéntico de Dev, paseó hasta tomar una cerveza fortificada de Fang. La feroz, mueca sanguinaria en su rostro habría enviado a los niños pequeños gritando por sus madres y los gladiadores experimentados harían mojar sus armadura en el terror.

Aimee chasqueó la lengua a su expresión. "Fang, asegúrate de que Dev no mata Rémi mientras estoy fuera."

El hace estallar la tapa de la cerveza, el bearswain la miró con una aún mueca feroz. "No Rémi. . . Cherif. Maldita sea, Aims, por lo general eres la única qie nos puede diferenciar. ¿El embarazo noqueo todas tus células cerebrales? "

Aimee se mordió el labio. "Lo siento, hag. La forma en que has estado toda la noche con el ceño fruncido, Podría haber jurado que eras Rémi ".

Dev, Rémi y Cherif eran parte de un conjunto de cuatrillizos idénticos con su hermano Quinn completando su número. Solos, los osos eran culos malos. Juntos, eran malditos invencibles.

A no ser que usted pasó a ser un dragón que escupe fuego. Entonces no había tanto en este mundo que proporcionó una amenaza para su salud o bienestar.

Cherif resopló. "Sí, bueno, ¿qué esperas? Todos ustedes me tiraron al piso de arriba con Etienne toda la noche. Él ha estado haciendo coito, mi están nervios de punta, como si fuera la única mujer que ha visto durante cien años. Te lo juro, mamá debio hacernos un favor a todos y comerse a ese cachorro al nacer. Por lo menos se habría ahorrado mi humor… y la cordura.

Estáis todo de suerte que estés lejos para asesinarlo justo ahora.

"Aquí, aquí." Dev tintineaba las botellas con él. "¿Dónde está el pequeño pinchazo?"

"Terminando una mano de póquer con Eros. Espero que gane y el Dios le astille en la pared en la ira. Esa es un lío me ofrezco como voluntario para limpiar.”

Aimee se encontró con la mirada divertida de Max. "Oh, Dios mío, son horribles! Estoy tan contenta de que amas a tu hermano”. Max se encogió de hombros mientras se enjuaga las boquillas de soda y los puso de nuevo en su lugar."Qué puedo decir?

Ausencia en efecto, hacer crecer el cariño y la culpa de haberlo encerrado en un reino infernal durante mil años significa que tengo que tolerar ninguna mala costumbre que posee con la máxima paciencia.”

Ella golpeo a Dev en el estómago. "Ves cómo son geniales los dragones ? tú debes tomar notas ".

"Bien. Envio a Etienne y Rémi a un reino infernal durante mil años y yo prometo que seré amable con ellos cuando salen”.

Fang rió. "Ríndete, Aimee. No vas a ganar este partido”.

"¿Está tomando en serio su lado?"

Fang palideció. "Uh, no. Nunca. Yo no soy un lobo tonto y yo no deseo tener que de dormir en una noche en la caseta de perro”.

Juguetona, ella movió su dedo hacia él antes de que ella se tocó la nariz y lo besó.

De repente, hubo un gran estruendo arriba que dijo Cherif podría haber conseguido su deseo de que Eros matara a Etienne por ganar. Pero no fue el ruido inesperado que hizo que el pelo en la parte posterior del cuello de la subida de Max. fue una fisura en el aire que no había sentido en siglos. Uno que se fue por su espina dorsal como una trituradora.

Todos los sentidos que poseía estaban en alerta máxima. No. No había manera de que fuera posible. . . No podía ser. Su respiración se detuvo cuando vio un Serre sangrado luchando por la escaleras, lo que lleva a un pequeño grupo de mujeres vestidas con el atuendo antigua de guerra y armadura de una raza muerta hace mucho. Mientras el Santuario cierra a las 4:30 de la mañana para los seres humanos, que permanecieron abiertos todo el día para cualquier criatura sobrenatural que necesitaba un refugio seguro para descansar de batalla. Limani como este siempre había sido pocos y distantes entre sí, y en el siglo XXI, sólo había un puñado dejado intacto y en funcionamiento. Como medida de precaución para mantener a los humanos de descubrir accidentalmente su sobrenatural raza y flipando, la familia de osos Peltier tenía el edificio entero protegido. Cualquiera que venga aquí a través de la magia se limitaba a hacer así en el tercer piso, donde sólo un portero shapeshifting siempre vigila.

Esta noche, Serre Peltier había sacado ese deber. Como rubio como sus hermanos y hermana, que era una versión ligeramente más pequeño de los quads, lo que significaba que era todavía más grande que la mayoría de las criaturas. Pero aún así, no le había impedido hacerse daño por los recién llegados de Arcadia que le dio una patada en el frente de su grupo.

Esto en cuanto a acatar las leyes de paz Eirini o llamados Savitar y Omegrión habia establecido para su especie a seguir. Rubia y construida por el asesinato, el líder del pequeño grupo de mujeres agarro a Serre por su pelo corto y arrancado la cabeza para mostrar su maltratada cara a su grupo. Ella sostuvo un anticuado kopis griego a su garganta. "¿A quién pertenece este lugar?".

Cuando Aimee comenzó a avanzar, Max, sus hermanos y su marido le cortó el paso para evitar que ella y los bebés no nacidos que llevaba. Era obvio que este grupo perpetrador estaba aquí para la guerra y no para hacer la paz o tregua. Fang se trasladó a cumplir con el cara a cara de la guerrera perra mientras Max cubria a Aimme. "Ese es mi hermano el que sostienes. Te sugiero que lo sueltes o pierdes tu cabeza”.

Ella pasó una mirada mordaz por el cuerpo de Fang. "Soy Drakaina Arcadia y no nos ocupamos de las especies inferiores. Hazte a un lado, animal. "

Sam se puso al lado de Fang. Las Manos enguantadas en las caderas, ella se reunió con el, las mujeres con la abierta hostilidad de alguien listo para la batalla. "Y soy Samia, Basilinna de los Jinetes Thurian, nieta de Hippolyte, hija de Ares. Pronúnciate”.

"Nala, Basilinna del Drakaina, más favorecido de los Ares, Artemisa y Athena”.

Samia se burló. "Me impresinas. Ahora suelte mi más querido hermano o sufrir mi ira completa y la cuchilla probado en combate ".

Nala apretó su agarre en su cabello. El dolor que debe haber sido severo un momento después, Serre cambió a su forma de oso nativo.

Algo que sólo ocurrió cuando los Katagaria sufrian un dolor intenso o una descarga eléctrica.

Sam manifestó su bastón. Los hombres se movieron hacia adelante para enganchar su grupo como Aimee pasó junto a él para cubrir Serre.

"¡Espera!"

Todos los ojos se dirigieron a las escaleras y por un minuto completo, Max estaba completamente inmóvil con la marca en la mano calentando y se quema en respuesta a su apariencia. Cada parte de su cuerpo cobró vida de una manera que no lo había hecho desde hace más siglos de lo que podía recordar.

El dragón dentro salivaba y devoraba lo humano en él tan rápido, apenas podía sostener su forma.

Él luchó por respirar. Si él dragón salía en este momento, él tomaría a cabo la mitad de la barra. Era demasiado grande en su cuerpo nativo de cambiar aquí y ahora.

Pero no era fácil de seguir siendo humanos. . . No cuando la bestia dentro de él se agitó a este nivel. No, cuando se quería sangre.

Su sangre.

Al igual que una gran reina envuelto en un manto de rojo, marrón y oro plumas, un frondoso lleno de figuras, la belleza, pelo castaño cobrizo bajaban las escaleras. De Ella el timon rojo cayó sobre su cara para formar un pico agudo que protegió los ojos. Pero sabía que su color. Devastación, verde inquietante que fue salado con el oro. Lleno de inteligencia audaz. Y tenían una manera de mirarlo con encogimiento desprecio.

Serafina de los Jinetes Drakaina-escitas. Voluptuosa. Apasionada.

Cómo odiaba cada respiración de ella.

Las amazonas se separaron para dar paso a través de ellas, a la llegad de su reina. Para los baretos los seres humanos, su armadura aparecería como bronce pintado. Sin embargo, no fue así. Esas fueron las escalas curtidas y conservados de dragones Katagaria que había matado y su marca como uno de los más viciosos matadores de dragones de su tribu.

Campeón jinete de su reina.

Serafina golpeó el pecho en señal de saludo y bajó la cabeza. "Perdónanos mi interrupción, Basilinna, pero tal vez puede ser de ayuda? "

Nala vaciló y luego puso en libertad Serre. "¿Está aquí?"

"No, mi Basilinna. Me temo que tu informante te mintió. Me gustaría saber si mi compañero estuviera aquí”.

Nala maldijo y pateó a Serre en las costillas. Con un movimiento de su rojo vibrante manto, se enfrentó a Serafina. "Yo voy a destripar ese demonio." Y con eso, ella llevo a sus guerreros al piso de arriba.

Serafina se quedó atrás mientras se iban. Era todo tipo de estúpido para mentir a su reina. Ella lo sabía y aún...

Barrió con la mirada a los hombres reunidos. El pelo negro era definitivamente no los Drakos que buscaba. Por su hedor fétido, ella sabía que era Wolfborn Katagari. El resto eran todos rubios. Todo excepcionalmente guapo y bien construido. Dos eran gemelos. No podían ser su Maxis. Ellos, como la que se sibilancias como él se puso de pie, eran osos.

Eso sólo queda uno.

Como los demás, que llevaba extraña ropa- no la de un guerrero o Drakos tradicionales. Su cabello rubio oscuro se recorta muy corto, pero cuando sus ojos se encontraron, ella reconoció los rasgos masculinos perfectamente cincelados. La mandíbula fuerte, rígida e inflexible. Esa mirada de desafío de fuego que le perforó con su orgullosa arrogancia. Un orgullo que siempre iba contra sus tradiciones y cultura.

Su mano se calienta con la quemadura familiar. Algo que sólo ocurría cuando dos compañeros se reunieron de nuevo después de una larga separación.

Decidida, se dirigió hacia él, sólo para que su camino fuera bloqueado por la amazona en la habitación.

Samia con un gesto hacia las escaleras. "Hay que abandonar con su tribu."

Serafina negó con la cabeza. "Hay algo que me pertenece."

Samia se mantuvo firme y sólida. "No hay nada aquí para ti."

"Oh, sí, lo hay." Ella levantó la mano para Samia para ver el dragón marcado en su palma. "Estoy aquí por mi compañero."


Más Información En...

6 comentarios

  1. Su puta madre, yo asi no aguanto hasta que salga el libro

    ResponderEliminar
  2. Fina. hola mil gracias por el capitulo, esta buenísimo. cuando dijeron que sale el libro. por dios la espera va a ser muy dura, muchísimas gracias por su trabajo, besos

    ResponderEliminar
  3. Para España aun no hay fecha, pero me supongo que para el 2016 ;)

    ResponderEliminar
  4. OMG!!! La espera mata!! Me encantan estos libros, y muero por leer este en especial. Siempre sentí curiosidad por Max.espero q no tengamos q esperar mucho. Gracias chicas por el capítulo. Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Uff y supongo que mucha menos dea que cuando saldra en bolsillo verdad?

    ResponderEliminar
  6. uff cuando saldra el de bolsillo. estoy ansiosa por leer-.. woaoo asi que MAXI jajajajjaja esta ya casadito uuu eso lo deja mas interesante aun quiero saber que pasa a ostigar a alos del bolsillo señorithas..

    ResponderEliminar