¡Felicidades, Ash y Styxx!

viernes, junio 23, 2017

Hoy es 23 de junio, lo que significa que es el cumpleaños de dos de los personas más queridos del mundo creado por Sherrilyn Kenyon. ¡Los gemelos nacieron hoy hace 11.565 años!

Para celebrarlo, aquí os dejo el extracto que se recoge en Aquerón sobre su nacimiento: una de mis partes favoritas de toda la saga.

Sigue leyendo...



23 de junio, 9548 a. C..
Mi madre, la reina Aara, yacía en su cama dorada, con el cuerpo cubierto de sudor y el rostro ceniciento, mientras una sierva le quitaba el pelo rubio y húmedo de la cara para que no se metiera en sus ojos azules. A pesar del dolor, nunca vi a mi madre tan feliz como ese día, y me pregunté si habría sido igual de feliz el día de mi nacimiento.
La estancia estaba repleta de cortesanos, y mi padre, el rey, estaba a un lado de la cama con su consejero de Estado. Los enormes ventanales estaban abiertos para dejar que la brisa marina aliviara el calor del día estival.
—Es otro niño muy hermoso —anunció la partera con voz cantarina al tiempo que envolvía al recién nacido en un arrullo.
—¡Por la dulce mano de Artemisa! ¡Aara, me has llenado de orgullo! —exclamó mi padre mientras los presentes gritaban de júbilo—. ¡Unos gemelos para gobernar nuestras islas gemelas!
Como solo tenía siete años, empecé a dar saltos de alegría. Por fin, después de los numerosos abortos y bebés muertos, no solo tenía un hermano, sino dos.
Entre carcajadas, mi madre acunó al segundo niño nacido contra su blanco pecho mientras otra partera aseaba al primer bebé que había dado a luz.
Me colé por entre la multitud para verlo. Era pequeño y precioso, y no paraba de agitarse en su afán por respirar con sus pulmones de recién nacido. Acababa de tomar una buena bocanada de aire cuando escuché el grito alarmado de la partera que lo sostenía.
—Que Zeus se apiade de nosotros, el primer bebé está deforme, majestades.
Mi madre levantó la mirada con la frente arrugada por la preocupación.
—¿A qué te refieres?
La partera lo llevó hasta la cama.
La posibilidad de que algo estuviera mal me tenía aterrada. Desde mi punto de vista, el bebé parecía normal.
Esperé y vi que el primer bebé extendía el brazo hacia el hermano con quien había compartido vientre esos meses. Era como si buscara el consuelo de su gemelo.
Sin embargo, mi madre apartó al niño de su lado.
—No puede ser —sollozó mi madre—. Está ciego.
—No está ciego, majestad —señaló la más anciana de las curanderas al tiempo que daba un paso hacia delante para abrirse camino a través de la multitud. Su túnica blanca estaba bordada con hebras de oro y llevaba una recargada guirnalda dorada sobre el cabello canoso—. Os ha sido enviado por los dioses.
Mi padre, el rey, miró a mi madre con expresión furiosa.
—¿Me has sido infiel? —le preguntó con tono acusatorio.
—No, nunca.
—Entonces, ¿cómo es posible que ese crío haya salido de tus entrañas? Todos nosotros hemos sido testigos.
La habitación en pleno volvió la cabeza hacia la curandera, que miraba con expresión inescrutable al diminuto e indefenso bebé que lloraba para que alguien lo cogiera y le ofreciera consuelo, abrigo.
Sin embargo, nadie lo hizo.
—Este niño será un exterminador —anunció la curandera, y su anciana voz resonó alta y clara para que todos pudieran escuchar su proclamación—. Su mano traerá la muerte a muchos. Ni los propios dioses estarán a salvo de su ira.
Jadeé, aunque no terminé de comprender la importancia de sus palabras.
¿Cómo era posible que un simple bebé pudiera hacerle daño a alguien? Era muy pequeño. Estaba indefenso.
—En ese caso, matémoslo ahora —decidió mi padre, y ordenó a un guardia que sacara la espada y asesinara al bebé.
—¡No! —gritó la curandera, que detuvo al guardia antes de que pudiera llevar a cabo la voluntad del rey—. Si matáis a este infante, vuestro hijo morirá también, majestad. Sus fuerzas vitales están entrelazadas. Es la voluntad de los dioses que lo criéis hasta que se convierta en un hombre.
El heredero sollozó.
Yo también sollocé, ya que no comprendía el odio que sentían hacia un bebé.
—No criaré a un monstruo —rugió mi padre.
—No os queda más remedio. —La curandera cogió al bebé de los brazos de la partera y se lo ofreció a la reina.
Fruncí el ceño al ver la expresión satisfecha en los ojos de la partera, una mujer rubia muy guapa que en ese momento se abrió paso entre los testigos del parto y desapareció.
—Ha nacido de vuestro cuerpo, majestad —siguió la curandera, lo que me llevó a mirar otra vez a mi madre—. Es vuestro hijo.
El bebé empezó a llorar con más fuerza al tiempo que estiraba de nuevo los brazos hacia mi madre. Hacia la que también era su madre. Sin embargo, ella se apresuró a apartarse y a abrazar a su segundo hijo con más fuerza que antes.
—No pienso amamantarlo. No lo tocaré. Apártalo de mi vista.
La curandera le llevó el niño a mi padre.
—¿Y qué me decís vos, majestad? ¿Lo reconoceréis?
—Jamás. Ese niño no es hijo mío.
La curandera exhaló un profundo suspiro y mostró el niño a los reunidos en la sala. Lo sujetaba sin miramiento alguno, sin rastro de amor ni compasión.

—Entonces se llamará Aquerón, como el río de la aflicción. Al igual que el curso del río del Inframundo, su viaje será oscuro, largo e imperecedero. Tendrá el don de dar la vida y de quitarla. Caminará solo y abandonado… siempre buscando benevolencia, pero encontrando únicamente crueldad. —La curandera bajó la mirada hacia el niño que tenía entre las manos y murmuró la verdad que lo perseguiría durante el resto de su existencia—: Que los dioses se apiaden de ti, pequeñín. Porque nadie más lo hará.


Más Información En...

4 comentarios

  1. Tatiana Estrada23 jun. 2017 17:58:00

    Buu al leer esto después de tanto tiempo igual me entristece. Tanto como la primera vez :( Pero saber que ahora ambos son felices me alegra :) FELIZ CUMPLEAÑOS A LOS GEMELOS MÁS BELLOS!

    ResponderEliminar
  2. Es verdad,hoy es um bello día para todas que nos encanta los gemelos.Gracias por acordarse🌹💘

    ResponderEliminar
  3. Chiiicas esto no tienen nada que ver con estos dos hermosos gemelos.. Pero es que en estos momento estoy leyendo la liga pero hay algo que no entiendo por el libro de devyn y adron fueron primero que los demas... La verdad que no entiendo eso ayudaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Andribert. Si te refieres al orden de lectura tienes la lista en el apartado "Sagas" > "La Liga" aquí en la web. Si no, en alguna noticia de La Liga podré responderte mejor.

      Eliminar